Rediseñar la escuela para y con las habilidades del siglo xxi

Lila Pinto nos presenta un reto ineludible: transformar la escuela para hacerla emocionalmente significativa e intelectualmente desafiante, convertirla en una institución capaz de convocar el deseo de aprender y de enseñar. Esta tarea no solo implica pensar la escuela para el desarrollo de las habilidades del siglo xxi sino, y fundamentalmente, crearla con las habilidades del siglo xxi.

El desafío que nos convoca y nos interpela a los educadores de hoy es rediseñar las experiencias formativas de nuestros alumnos, problematizando nuestras propias culturas escolares